0
(0)

En el marco del estudio independiente de opinión más grande realizado en la Latinoamérica, la encuesta de Somos Innovación (SI) muestra que la innovación juega un rol muy importante en la vida de los latinoamericanos.

Los resultados de los cinco mil encuestados en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México son claros: la gente quiere tener acceso a más innovación en sus vidas, ya sean productos o servicios, o a través de oportunidades laborales y trabajos mejores pagos. Los latinoamericanos valoran las oportunidades que la innovación aporta a sus vidas.

Por ello, no sorprende que 87% de los encuestados crean que favorecer la innovación es crucial tanto para el crecimiento económico como para la creación de empleo. En línea con dicha percepción va el hecho que la mayoría (84%) afirmó que es también usuaria de productos y servicios derivados de ideas innovadoras.

Respecto de la regulación y las trabas burocráticas, los resultados de la encuesta son claros.

Así, a la hora de regular productos o servicios innovadores, 82% en los cinco países encuestados piensa que es importante que el gobierno tome en cuenta la opinión de la ciudadanía. 85% de los encuestados sostienen que, en una democracia, los gobiernos deben alentar la innovación en tanto esta crea mayores libertades de opción para la gente.

Mientras tanto, una amplia mayoría en cada uno de los países encuestados (73% en promedio) cree que la innovación se ve restringida por las distintas burocracias nacionales. Un 74%, además, sostiene que es importante que los gobiernos no restrinjan o detengan productos y servicios innovadores cuando ellos están recién comenzando y quizás no sean completamente comprendidos por los reguladores.

Los latinoamericanos (84%) también se expresaron muy claramente respecto de la necesidad de contar con organizaciones que defiendan la innovación en cada uno de los países encuestados. Desde la Red SI creemos estar muy bien posicionados para cumplir con este mandato, dada nuestra creciente presencia a lo largo y a lo ancho de la región.

En conclusión, estos resultados muestran, sin lugar a ningún tipo de duda, que la gente quiere más innovación. También que la innovación es buena para los gobiernos y para el sector privado. Por otro lado, la regulación mal concebida es vista como un costo y como una distorsión de la dinámica económica, como algo que pone un límite artificial a la innovación y que fomenta la falta de reglas claras tanto para consumidores como para los innovadores.

Esta columna se publicó originalmente aquí

DESCARGAR LA ENCUESTA AQUÍ

Autor: Federico N. Fernández – Director Ejecutivo de Somos Innovación (SI). Senior Fellow del Austrian Economics Center. Presidente de la Fundación Internacional Bases.

Este contenido es responsabilidad exclusiva del autor y sus opiniones no comprometen la posición del ICP.

COMPÁRTELO AHORA

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Promedio 0 / 5. Vote count: 0

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar esta publicación.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?